Oxia Dont Touch Me

Don´t Touch Me

¿Porqué «no me toques»? Su Trek 8900 de 1991 le iba con un guante, cómodo, ágil y perfecta para sus aventuras de fin de semana por el monte o para la salida con la grupeta de carretera el domingo. ¿26″ con la grupeta?, eso mismo pensé yo hasta que le ví en persona, sí, y los pone en fila de uno cuando se dice de colocarse delante a marcar ritmo. Pero la niña de sus ojos ya había dicho basta y pidió la jubilación.

Mi insistencia en fabricar una 29″ o una gravel fue como hablar con una pared, yo quiero conservar las 26″ si o si fue su continua contestación a mis razonamientos sobre las bondades de la rueda de mayor diámetro.

– Pues vamos a ello, te fabrico una 26″, pero amigo, esto va a ser un quebradero de cabeza, ¿lo tienes claro?

– Si si, yo quiero una 26″, es más, quiero una réplica de geometría de mi Trek 8900. 

– OOOhhh my good!! Esto no me lo dijiste antes, verdad?

– No.

Tras un arduo trabajo de investigación minera por internet obtuvimos la geometría de esa apreciada Trek, pero tócate los colgantes, esta geometría nos servía de más bien poco dado que las medidas aportadas eran un poco «diferentes/escasas» a lo que se usa hoy día. 

Pues nada, toca coger metro y nivel para empezar a sacar medidas una a una lo más exactas posibles para realizar el clon de la joya.

Semanas de dibujos, toma de medidas, comprobaciones, metiendo la cabeza en el congelador para enfriarla y miles de emails, whatsapp y llamadas llegó el momento de la verdad, fabricar una puta 26 en pleno 2022 donde las 29 son la rehostia, las gravel están en pleno apogeo y se huele alguna 36″ en el horizonte.

Había que fabricar un clon de una bici de 1991 con modificaciones porque la potencia era diferente para mejorar la comodidad, los acoples de crono más de lo mismo, la posición adelantada del sillín, etc.

Si, joder, una 26, no me lo puedo creer. Este tío está loco, ¿cómo quiere una 26 hoy?, no pasa nada, le he cogido cariño a este hombre, vamos a darle duro a su «nueva niña de sus ojos». 

RONDE VAN VLAANDEREN

El sufrimiento no terminaba en la decisión de fabricar una 26, no no, el remate fue cuando me dijo como la quería pintar.

Madre del amor hermoso, ¿pero este hombre de donde se ha escapado?, quería una bici belga, con sus banderitas y todo, pero sin olvidar el resto de las clásicas en un mapa en su orden de preferencia, todo al revés del mundo.
Hasta le llegué a preguntar si tenía alguna rama familiar belga, pero no, la única rama flamenca que tiene es la cerveza procedente de las tierras de la meca del ciclismo que se bebe con su vecino belga viendo Ronde van Vlaanderen, el famoso y amado Tour de Flandes .

Es su carrera favorita, es su día, el día donde empieza su cuenta atrás para la próxima, es su 1 de enero, el inicio de su calendario y el día donde todo el mundo se detiene a su alrededor y solo giran las ruedas para devorar los casi 255km de infierno para los ciclistas y de pasión para este aficionado.

Pues nada, la pintamos como tu quieras, total, si al final vamos a terminar haciendo lo que tu digas porque no entras en razón en nada de lo que te digo.

Y aquí llega el momento donde me retracto de todo. Lo reconozco, no siempre puedo llevar razón, es así.

Esto va para ti, si, a ti, el que está leyendo estas líneas, ha sido un proyecto precioso, lo he disfrutado mucho desde la primera conversación telefónica que nunca voy a olvidar hasta el momento de llevarse la bici del taller.

Podríamos llamarlo ¿intensidad? ¿placer? ¿emoción?… cualquier sentimiento positivo resume este proyecto.

El comportamiento de la bicicleta es el que queríamos, la comodidad la buscada y el diseño de pintura espectacular, trabajado hasta el último detalle para que sea la tercera espectadora en 2023 del Tour de Flandes junto al vecino y la cerveza el primer domingo del mes de Abril, para que se le ponga gallina de piel cada vez que ruede por carreteras al pensar que podría ser parte de ese pelotón, subir el Viejo Kwaremont o el infernal Paterberg, alzar los brazos al cruzar la linea de meta y sentirse ganador.

¿Klaar voor een leuke tijd?

COMPONENTES

Carlos - Oxia Cycles
Carlos - Oxia Cycles

Pongo toda mi pasión y conocimiento en un solo objetivo: hacerte feliz cada vez que montas en bicicleta.