Presión de las ruedas de bicicleta ¿Cuál es la ideal?

La importancia de la presión de las ruedas de la bicicleta ha sido clave desde que se inventó la cámara de aire, pero nuestra comprensión al respecto está cambiando. Antes se creía que las presiones altas de las ruedas de carretera hacían que fuesen más rápidas y eficientes, ahora hay una nueva tendencia que tiende a llevar las presiones más bajas en los ruedas. Entonces, ¿cuál es la mejor presión de las ruedas de bicicleta?


La respuesta es simple, no existe la presión ideal. Si bien hay muchos factores a considerar, es probable que las presiones más bajas de los neumáticos tengan más que ofrecer que las presiones altas.

Puede sorprender que no exista la presión óptima de los neumáticos de bicicleta. Algunas veces se ha pensando que quizás 120 psi podría ser una buena presión en una bicicleta de carretera. Por encima de eso, se vuelve demasiada incómoda y por debajo es demasiada lenta. Pero el problema llegó cuando los neumáticos empezaron a generar problemas en las curvas antes de que fuesen más lentos.

En un estudio con ciclistas profesionales en el bosque de Arenberg se determinó que cada vez que bajaban la presión de las ruedas, los ciclistas iban más rápido por la misma entrada. No hay una presión para la rueda de la bicicleta perfecta; varía según el peso del ciclista, según la superficie de la carretera, por lo que permite la optimización y hace que se vuelva estratégicamente importante.

boque de arenberg

 

Uno de los mayores descubrimientos de estos estudios es que la mayoría de los ciclistas interpretaron las vibraciones provocadas por los neumáticos con demasiada presión como velocidad adicional. En ausencia de esas vibraciones, la mayoría creía que rodaban más despacio, por lo que se atendía a descartar las presiones más bajas de los neumáticos. Sin embargo, una vez acostumbrados al cambio, los ciclistas en estos estudios destacan que las presiones más bajas de los neumáticos aportan mayor comodidad sin sacrificar la velocidad.

Muchos ciclistas estamos obsesionados con la presión de nuestras cubiertas tanto de carretera como de montaña, lo ideal para darse cuenta de que son ciertos estos estudios haz lo siguiente, Reduce la presión en 5 psi, y mantenla así durante una semana.

 

¿Cómo afecta la presión de las ruedas de una bicicleta?

Una de las claves para mantener un buen agarre y absorción de la bicicleta es tener la presión correcta de los neumáticos. Si la presión no es la óptima, el comportamiento de la bicicleta puede convertirse en un peligro real.

Si no tenemos la presión correcta de los neumáticos, nos enfrentaremos a una serie de deficiencias importantes.

Cuando la presión de aire es demasiado alta, la bicicleta te rebotará continuamente y en las curvas perderás adherencia. En cambio, si la presión del aire es demasiado baja es muy probable pinchar por llantazo, aumentará el rozamiento con el terreno y ni siquiera podremos rodar con normalidad. Al mismo tiempo, los neumáticos flanean e incluso podemos destalonar en curvas muy cerradas.

 

cubierta bicicleta destalonada

 

¿Qué factores afectan a la presión del neumático de la bicicleta?

La presión adecuada te ayudará a mantener el equilibrio en todas las situaciones. Y para mantener ese equilibrio tienes que tener en cuenta ciertos aspectos:

El Peso: Este es posible que sea el parámetro principal. Si bien la mayor parte de la carga de los neumáticos proviene del peso del ciclista, es importante no pasar por alto la bicicleta y cualquier equipo que se lleve.

El Tipo de Terreno: La diferencia entre el tipo de asfalto más o menos rugoso, pavé, camino de tierra, o incluso pura montaña va a determinar en gran medida la presión de las cubiertas. Debemos ajustar la presión de la rueda de la bicicleta según el terreno donde vayamos a montar. Debes recordar que la cubierta es la única parte de la bicicleta que está en contacto con el terreno.

El Clima: Cualquier cantidad de agua en la carretera disminuye el agarre de las cubiertas, por lo que es prudente reducir la presión de estas ~ 10 psi. Una ligera lluvia o las carreteras sombreadas que no se han secado después del rocio de la noche pueden complicar la conducción por lo que es de suma importancia determinar la presión adecuada de la rueda.

En las bicicletas de montaña la lluvia, o el terreno mojado, juegan un papel diferente. En tierra aumenta el agarre considerablemente, pero en roca puede ser un gran peligro. En el primer caso es recomendable continuar con la presión para un día cualquiera, pero en el segundo, cuando el terreno son piedras húmedas es ideal bajar la presión para que la superficie de contacto sea mayor y el agarre mejore.

El Ancho de la Cubierta: se pueden utilizar presiones más bajas con neumáticos más anchos (por ejemplo, 28c en carretera) con un menor riesgo de pinchazos.

La Carcasa y el Compuesto de la Cubierta: estos componentes tienen un gran impacto en el comportamiento del neumático cuando está inflado. La industria de la bicicleta utiliza una variedad de carcasas de neumáticos y compuestos de caucho, pero en ausencia de una línea de base significativa, las comparaciones son difíciles.

Por lo tanto, mientras que los recuentos de hilos altos generalmente producen cubiertas más flexibles, el resultado final también depende del compuesto de caucho y de cómo se incorpora al neumático. La presencia de cintas o material a prueba de pinchazos también puede tener efecto.

Tipo de Cubiertas: los tubulares tienen la reputación de ser más flexibles que las cubiertas, pero esto es más un reflejo de los materiales de construcción empleados que del tipo de neumático. Cualquier presión dada que funcione bien para un tubular no funcionará tan bien para una cubierta estándar o una llanta sin cámara (Tubeless) a menos que compartan los mismos materiales y métodos de construcción.

Ancho de la llanta: el ancho de la base de la llanta tiene un impacto directo en el tamaño y la forma de la cubierta. Las llantas estrechas crean una forma de bulbo, mientras que las llantas anchas permiten que la cubierta forme un semicírculo lo que hace que verticalmente sea más rígido. Por tanto, el ancho (Gráfica A) y la altura (Gráfica B) de cualquier neumático generalmente aumenta con el ancho de la llanta y, por lo tanto, se pueden usar presiones de inflado más bajas.

 

Es por eso que la experiencia es un grado para comprender la presión óptima de los neumáticos de tu bicicleta. En muchos casos, con solo presionar la cubierta con nuestros dedos sabremos si la presión es adecuada.

 

¿Cómo se mide la presión de las ruedas de una bicicleta?

Hay dos unidades básicas para medir la presión: BAR y PSI. (1 BAR = 14,5 PSI). El BAR es la medida más internacional, y el PSI es una medida de presión usada en los países anglosajones. Pero al fin y al cabo es lo mismo ya que el 99,99% de manómetros contienen las dos guías.

manometro

 

Con el tiempo, la presión de los neumáticos disminuirá porque siempre perderán algo de aire. Por eso se recomiendo comprobar la presión de las ruedas antes de cada salida.

También es muy recomendable, si usas cámara, cada vez que repares un pinchazo debes cerciorarte que está todo correcto el día antes de usar la bicicleta. Incluso como muchos ya sabemos, el famoso tubeless (bendito) suele tener perdidas por los pinchazos que se producen, no te das cuenta hasta qué vamos a montar y ves la cubierta casi vacía.

¿Qué presión debe tener un neumático de bicicleta?

Al igual que ocurre con la suspensión, podemos calcular ajustes más o menos ideales desde un punto de vista técnico, lo que no es el caso de los neumáticos. Sí, podemos referirnos a las presiones más habituales (la presión de los neumáticos de MTB con cámara está entre 1,8 BAR y 2,5 BAR, y la presión de los neumáticos sin cámara está entre 1,2 BAR y 2,2 BAR) hasta encontrar la presión ideal. Esta debe ser la presión más baja posible, sin romper el neumático por pellizco, destalonado o que nos haga excesivamente pesados.

Para encontrar la presión de las ruedas ideal no hace falta un largo camino, muchas veces con unos pocos ejercicios sencillos, un salto y unas cuantas curvas en la MTB o un asfalto rugoso en la bicicleta de carretera, podemos encontrar el rendimiento idóneo de la rueda.

Lo mejor es buscar un punto intermedio entre las presiones recomendadas por el fabricante. Este punto ha considerado el terreno ideal para el diseño del neumático, ya sea tubeless, tubeless ready o de cámara. Luego debes ir realizando pruebas de inflado poco a poco quitando presión de 5 a 5 psi hasta que te sientas cómodo.

presion bicicleta mtb

 

¿Cuál es la presión ideal de una cubierta de bicicleta?

Llegados a este punto y como has podido leer, no existe una fórmula secreta. Una vez que hayas realizado las pruebas que te he comentado anteriormente lo ideal es optar por la presión más baja para evitar el rebote del neumático, el riesgo de pinchazo, con ello mejorarás la tracción y el agarre. Pero debe de ser una presión en la cual no notes flaneo en las curvas, derrapes descontrolados, sensación de lastre o pellizcos/golpes sobre la llanta.

La resistencia a la rodadura de un neumático de bicicleta

Es relativamente sencillo medir la resistencia a la rodadura en condiciones controladas. Esto permite comparar y clasificar diferentes marcas, modelos y tamaños para identificar los neumáticos “más rápidos”. La influencia de otras variables – incluyendo presión de los neumáticos, los diferentes materiales de las cámaras, y para los neumáticos tubulares, el tipo de encolado – también ha sido probado.

Los resultados de estos estudios han proporcionado mucha información sobre los parámetros que pueden influir en la resistencia a la rodadura. Estos conducen a algunos principios claros y arraigados, como la resistencia a la rodadura tiende a disminuir a medida que aumenta la presión de los neumáticos, además de proporcionar datos actualizados sobre nuevas tendencias , como neumáticos más anchos. Sin embargo, siempre existía el riesgo de que una prueba de laboratorio tan controlada pasara por alto otros problemas en juego en el mundo real.

El pensamiento actual sostiene ahora que hay dos componentes en la resistencia a la rodadura: primero, las pérdidas histeréticas, que ocurren cuando el neumático flexa, estas son mayores cuando el neumático es demasiado blando; y en segundo lugar, las pérdidas de absorción de impactos, que recalan sobre el ciclista y son mayores cuando el neumático está demasiado duro. Cada efecto parece ser en gran medida independiente del otro, por lo que el resultado neto depende de la suma de los dos.

Este tipo de efectos se desconocen y de ahí nace el vicio de inflar demasiado los neumáticos. La mayoría de ciclistas acepta (e incluso disfruta) las pérdidas de suspensión a cambio de el zumbido y retumbar de neumáticos firmes rodando por el asfalto, e interpretan este tipo de retroalimentación como una medida de velocidad. Si bien es cierto que este tipo de vibración aumenta con la velocidad, cualquier ciclista que experimente con una presión menor en los neumáticos descubrirá que es posible ir igual de rápido.

 

grafico resistencia rodadura

 

Se puede ver en la figura que bajo todas las presiones, el neumático más ancho (28 mm) tiene una menor resistencia a la rodadura, expresada en vatios en este caso, seguido por los neumáticos de 25 mm y finalmente los neumáticos de 23 mm. Debemos tener en cuenta que la prueba se realiza en una sola rueda, mientras que en la bicicleta llevamos dos ruedas, por lo que la resistencia a la rodadura real se duplicará con respecto al valor visto en la imagen.

Los ciclistas que toleran neumáticos sobreinflados están desperdiciando energía. Es importante destacar que estas pérdidas parecen ser significativas en los tipos de presiones de neumáticos que se utilizan comúnmente (100-120 psi). Por lo tanto, es probable que un gran número de ciclistas disfruten de una disminución inmediata de la resistencia a la rodadura (y un aumento asociado de la eficiencia) simplemente reduciendo la presión de los neumáticos entre 10 y 20 psi, incluso si circulan por carreteras lisas.

¿Cómo evitar los pinchazos o pellizcos en la bicicleta?

Quizás la mayor objeción a reducir la presión de los neumáticos es que aumentará el riesgo de pinchazo. Este es un temor común de los ciclistas que usan cámara, sin embargo, los ciclistas que usan neumáticos sin cámara o tubulares no pueden ignorar el riesgo.

Se produce un pellizco cuando el neumático toca fondo contra la llanta y la cámara queda atrapada entre la superficie de la carretera y las paredes laterales de la llanta. La mayoría de los ciclistas entienden intuitivamente que la presión de las llantas influye en la rapidez con la que una llanta tocará fondo, sin embargo, los estudios sobre las fuerzas involucradas han determinado un dato interesante.

Al usar un neumático más grande, es posible reducir la presión de inflado y aún así disfrutar de una resistencia adicional a los pinchazos. Por lo tanto, para aquellos que sufren pellizcos o pinchazos continuos, obtendrá un mejor resultado si cambia las cubiertas por unas cubiertas con más balón (anchas) que inflar demasiado los neumáticos estrechos.

llantazo_ruedas_bicicleta

En esta la simulación puedes ver dos situaciones, un llantazo o pellizco sin consecuencias (izquierda) debido a que la presión es la correcta y un llantazo o pellizco con consecuencias (derecha) donde se puede observar que la falta de presión hace golpear la roca contra la llanta.

Esto mismo sucede con los clavos, cristales u otros objetos que encontramos en nuestras rutas ya sean de MTB o carretera, una presión adecuada ayuda a reducir este temido enemigo del ciclista.

¿Cómo mejorar el agarre del neumático de la bicicleta?

Los ciclistas de montaña son más exigentes en este sentido que los ciclistas de carretera, aunque para estos últimos es muy importante para afrontar curvas y en situaciones de asfalto húmedo.

Como he dicho anteriormente, la presión más baja en las cubiertas favorece a un agarre adicional al permitir que el neumático se adapte mejor a la superficie del terreno. A estas circunstancia también debes añadir el factor compuesto y zona de rodadura. Una goma blanda y una mayor zona de contacto con el terreno favorece el agarre.

Por supuesto, existe un límite a cuánto se puede reducir la presión de los neumáticos para mejorar el agarre. Una vez que el neumático comienza a colapsar bajo el peso del ciclista, se vuelve inestable y eso repercutirá el agarre de la cubierta.

Debes de tener en cuenta que reducir la presión en un neumático determinado no cambiará su flexibilidad. Esto se aplica particularmente a las cubiertas de entrenamiento ya que son más rígidas dado que contienen goma adicional. Dichos neumáticos serán más resistentes a los pinchazos, pero la construcción robusta significa que no se adaptarán tan fácilmente a la superficie de la carretera ni rebotarán tan rápido como un neumático de carreras flexible. Como tal, siempre sufrirán una resistencia adicional a la rodadura y pérdidas de absorción de las irregularidades en la carretera.

 

tamaños neumaticos bicicleta

 

Por lo tanto, la forma más efectiva de maximizar el agarre es usar neumáticos más grandes hechos con carcasas flexibles que se inflan a presiones relativamente bajas. Dado que este tipo de configuración también minimizará las pérdidas de suspensión, existe la promesa de que los ciclistas disfrutarán de un agarre y una comodidad adicionales sin sacrificar su velocidad.

Para los ciclistas de carretera que esperan maximizar las ganancias marginales de rendimiento, vale la pena señalar que existe un límite de cuánto más grande puede ser un neumático antes de que comience a restar valor al rendimiento aerodinámico de un juego de ruedas de alto perfil. El neumático generalmente comenzará a interferir con el flujo de aire una vez que su ancho exceda el de la llanta en un 5%, se ha demostrado en estudios que es posible usar un neumático más ancho (por ejemplo, 25c) en una llanta que ha sido optimizada para un neumático más pequeño. (por ejemplo, 23c) siempre que la presión de inflado se mantenga baja y no produzca en la cubierta un excesivo efecto bulbo.

Conclusiones

No existe una fórmula simple para determinar la presión óptima de los neumáticos para un individuo. Y como dije anteriormente, no tiene mucho sentido la presión que usen tus compañeros de ruta. En cambio, el mejor enfoque es comenzar a experimentar con diferentes presiones de neumáticos, recordando que 5 psi pueden marcar la diferencia.

Esta experimentación puede parecer lenta, pero un registro detallado pronto te informará sobre los tipos de presión de las ruedas de tu bicicleta que funcionarán mejor en términos de comodidad, agarre y resistencia a la rodadura, y los que no lo harán. Este es el tipo de información que puede proporcionar a los ciclistas competitivos una ventaja estratégica, mientras que los ciclistas recreativos descubrirán que estarán mejor preparados para su paseo favorito.

Dicho todo esto, cada ciclista necesita un punto de partida significativo. Un punto para comenzar es comenzar con una presión alta (por ejemplo, el máximo que admite la cubierta) y luego ir disminuyendo la presión hasta que las vibraciones causadas por una carretera en mal estado comienzan a desaparecer o las piedras de los caminos son absorbidas por la cubierta.

 

manometro digital topeak

 

Sin embargo, todo esto son solo sugerencias. Gran parte de los datos de los estudios privados (fabricantes) y públicos (universidades y laboratorios independientes) favorecen a los neumáticos anchos (25-28c) y flexibles a presiones más bajas (60-80psi / 4-5.5bar), pero todo ciclista debe sentirse libre de experimentar con el tamaño y la presión de las ruedas hasta que esté satisfecho con el rendimiento de su bicicleta.

Últimas publicaciones del blog

Carlos - Oxia Cycles
Carlos - Oxia Cycles

Pongo toda mi pasión y conocimiento en un solo objetivo: hacerte feliz cada vez que montas en bicicleta.

Deja un comentario

Resumen de mi Política de Privacidad

  • Responsable: Carlos Javier Martínez Pérez.
  • Finalidad: Gestionar, moderar los comentarios y las listas de newsletter.
  • Legitimación: Necesitas dar tu consentimiento para publicar un comentario e inscribirte a las listas de newsletter (solo con verificación de la aceptación).
  • Destinatarios: Tus datos se alojan en los servidores de Cubenode.
  • Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir los datos recogidos en este sitio de acuerdo con la LOPD.