Yoke – El poni salvaje #1

Hace unas semanas visitaba por «casualidad» la web de August Bicycles. Pongo casualidad entre comillas porque no recuerdo que andaba buscando en Instagram cuando vi una nueva publicación de Gav, presentaba su nueva historia en su blog.

Le sigo por Instagram y he de reconocer que tienes unas manos admirables para trabajar. Conocía su web, pero nunca la había investigado con detenimiento y menos el blog porque normalmente se suelen tener abandonados.

Esa tarde me dió por leer y observe que hablaba de su día a día en el taller. Me gustó tanto la idea que seguí leyendo las diversas publicaciones. En la última (la primera que escribió) descubrí que había tomado la idea de Vanilla Workshop, una pena que tengan el blog abandonado desde 2015.

Al leer me sentí muy identificado con Gav. Su estilo de vida, su día a día y su forma de ver las cosas, excepto la adicción al café jeje, me pone demasiado nervioso y me convierto en Deadpool.

He estado pensando durante días cómo plantear esta «primera columna» en mi periódico. 

Surgieron varias ideas, pero no me gustaron tanto como la de estos dos genios para contarte las cosas que van pasando en el taller, cómo van evolucionando las bicicletas y otros objetos que nacen en mi cueva. Gav las llama perorata, palabra nueva que he aprendido, su significado es «Discurso largo y poco oportuno que se hace con cierto apasionamiento y vehemencia.» Yo no lo voy a bautizar «aún». Eso sí, no tendrá una rutina de publicación, será cuando tenga que ser.

Yoke – El poni salvaje

Esta semana he estado preparando el Yoke de la nueva bici que estoy fabricando. Es la primera vez que uso un artilugio de este tipo en un cuadro. Ello ha dado pie a tener que realizar cada paso con mucha más mesura de la habitual. 

El proceso ha estado pausado durante una semana, cosas normales. Estaba a la espera de recibir las bielas para así poder confirmar que todo estaba en orden antes de soldar y cortar. Una vez que se suelda y se corta el Yoke para encajar en la caja de pedalier ya no hay vuelta atrás. Bueno sí la habría, con un Yoke nuevo jeje.

Tengo el triángulo principal preparado, listo para limpiar y soldar. Pero aún faltan vainas, tirantes y algunos soportes de cables

 

Yoke Bicicleta
Yoke Bicycle

En eso he andado liado estos días.

El jodido bichillo

En otro orden de cosas, hace años que la televisión no la tenemos conectada a la antena de TV para evitar la contaminación informativa, las redes sociales no las uso, salvo Instagram para estos menesteres laborales y Twitter para la actualidad ciclista.

Las únicas fuente de información que consumía a diario eran la prensa digital, pero he determinado no hacer más uso de ellas. Primero porque en la familia estamos bastante agotados del coronavirus, por motivos laborales e informativos. Y segundo, mi conclusión es que después de un año seguimos en lo mismo, «esto es como una gripe», «la mascarilla no sirve para nada», «el 5G y los chis» y conspiraciones varias.

No hemos aprendido nada, ni como sociedad, ni como personas. Seguimos siendo igual, o más, egoístas, narcisistas y ególatras que antes.

Vivo cerca de una zona muy frecuentada por ciclistas y senderistas, desde Mayo la basura en el monte se ha multiplicado x10, incluidas mascarillas. Sin contar los cientos de restos de necesidades fisiológicas al borde de los caminos camufladas con pañuelos de papel. Menudos marranos!

Por otro lado ves la actitud de algunas personas que resulta tan increíble que ni en una peli de ciencia ficción. No respetan ni a sus familiares ante algo insignificantemente pequeño pero con una fuerza de destrucción brutal. Ha matado a millones de personas, tiene países colapsados y sistemas al borde de la explosión. A mi no me gustaría llevar sobre mi espalda la muerte de un ser querido por un acto incívico.

Me alivia pensar que no toda la sociedad es de esa calaña, que la gran mayoría respeta a sus semejantes, a sus seres queridos y al entorno que los acoge en el día a día. Creo que no todo está perdido y que saldremos adelante. 

Debemos de aprovechar esta situación para aprender y educarnos para ser mejores como sociedad y como personas. Desaprovechar este momento histórico para ese cambio de paradigma sería una pena.

¡Netflix, te lo vendo!

Joder, hablando de películas, esta es ideal para Netflix. Me acabo de acordar de mi pedido de proteínas para poner en el yogur. Grandiosa MRW.

Te pongo en contexto. El paquete sale de HSN el día 18,

  • El 19 estoy «ausente o cerrado» (cierto, mi casa siempre suele estar cerrada).
  • El 20 sigo «ausente o cerrado» (la casa sigue cerrada, supongo que la del repartidor también).
  • El 21 aún estoy «ausente o cerrado», pero esta vez por dos veces, una a las 10.23 y otra a las 17.30 (No entiendo como puedo tener la casa cerrada y estar ausente durante tanto tiempo. Pensándolo bien, ¿lo mismo ausente se refiere a que vivo ausente? no sé, da igual).
  • El día 22, HSN me comunica que MRW les indican que no han podido contactarme para realizar la entrega, pero que han hablado conmigo y que han concertado la recogida del pedido en la gasolinera Repsol más cercana. Virgen del amor hermoso, que la fuerza del chapulín colorado me ayude a afrontar esto. No me puedes contactar, pero hemos concertado una recogida en una gasolinera Repsol cercana. Pues vivo a 1 km de la gasolinera Repsol cercana, pero yo no he hablado con nadie y en la gasolinera no saben nada de un supuesto paquete que han dejado allí para mí. Qué cosas, ¿no?
  • Hoy, día 27 sigo sin paquete, supuestamente el lunes 25 me lo volvían a enviar de manera urgente. Supongo que irá de Granada a Hong Kong, pasando por Alaska, antes de llegar a mi cueva. Voy a recibir las proteínas de huevo más viajeras, proteínas Willy Fog.

Señores de MRW, trabajo en casa, tengo el número de teléfono que aparece en el paquete operativo y al cual puedes llamar si estoy «ausente», así podré darte indicaciones para entregarlo sin problemas. Y si estoy «cerrado» pulsa ese gran invento llamado timbre y te abro.

Voy a seguir avanzando con los proyectos y os mantendré al día.

¡Por cierto, dale un ojo a Instagram que suelo poner foticos chulas!

Últimas publicaciones del blog

Carlos - Oxia Cycles
Carlos - Oxia Cycles

Pongo toda mi pasión y conocimiento en un solo objetivo: hacerte feliz cada vez que montas en bicicleta.

2 comentarios en «Yoke – El poni salvaje #1»

  1. Carlos, eres un crack. Hacía tiempo que no visitaba tu web.
    La tienes de lujo. Sigue así y seguirás haciendo cosas grandes.
    Abrazos fuertes!!!

    Responder

Deja un comentario

Resumen de mi Política de Privacidad

  • Responsable: Carlos Javier Martínez Pérez.
  • Finalidad: Gestionar, moderar los comentarios y las listas de newsletter.
  • Legitimación: Necesitas dar tu consentimiento para publicar un comentario e inscribirte a las listas de newsletter (solo con verificación de la aceptación).
  • Destinatarios: Tus datos se alojan en los servidores de Cubenode.
  • Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir los datos recogidos en este sitio de acuerdo con la LOPD.